Un aumento de la mortalidad por covid-19 entre personas mayores de 40 años con síndrome de Down

Una investigación internacional encuentra un aumento de la mortalidad por covid-19 entre personas mayores de 40 años con síndrome de Down.



Los resultados respaldan la priorización de la vacunación para las personas con esta condición genética.


Contacto: info@t21rs.org


La investigación de la Trisomy 21 Research Society (T21RS) ha revelado un aumento de la mortalidad por COVID-19 entre personas adultas con síndrome de Down en comparación con la población general, lo que respalda la necesidad de priorizar la vacunación para este colectivo.


Los investigadores encontraron que los adultos con síndrome de Down tenían aproximadamente tres veces más probabilidad de morir por COVID-19 que la población general. Este riesgo aumentado era especialmente evidente después de la quinta década de la vida: un adulto de 40 años con síndrome de Down tenía un riesgo similar de fallecimiento por COVID-19 que una persona 30 años mayor en la población general. Sin embargo, como ocurre en la población general, el riesgo de fallecimiento en jóvenes y niños con síndrome de Down era considerablemente menor que en los adultos mayores.


Los resultados de la investigación se han publicado esta semana en The Lancet’s EClinical Medicine (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2589537021000493).


“Nuestros resultados, que se basan en más de 1000 pacientes de COVID-19 con síndrome de Down, muestran que las personas con síndrome de Down normalmente tienen síntomas más graves cuando están hospitalizados y presentan altas tasas de complicaciones pulmonares, asociadas a un mayor riesgo de mortalidad. Estos resultados tienen implicaciones para la prevención y el abordaje clínico de los pacientes COVID-19 con síndrome de Down y enfatizan la necesidad de priorizar su vacunación” dice la doctora Anke Huels, Universidad de Emory, primera autora de este trabajo.


El doctor André Strydom , del King's College de Londres y presidente de T21RS, dice que esta colaboración internacional implica a muchos miembros de la sociedad y recoge casos de varios países. “Los resultados influyeron en la decisión de los CDC de EE.UU. de incluir el síndrome de Down como "condición médica de alto riesgo", lo que dará prioridad a la vacunación. En Reino unido y España se han tomado decisiones similares y esperamos que pronto suceda lo mismo en otros países”.


El comité clínico de T21RS desarrolló el cuestionario bajo el liderazgo de Stephanie Sherman, de la Universidad de Emory, y Alberto Costa, de la Western Reserve University. Otros miembros del equipo de liderazgo de la iniciativa COVID-19 de T21RS incluyen a Mara Dierssen, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Barcelona.


Para recoger los datos para el estudio, el grupo COVID-19 T21RS lanzó un cuestionario internacional para clínicos y cuidadores de personas con síndrome de Down afectadas por COVID-19 entre abril y octubre de 2020. Las respuestas del cuestionario proceden principalmente de Europa, Estados Unidos, América Latina e India. El cuestionario estaba disponible en inglés, español, francés, italiano, portugués, alemán, bengalí, hindi y mandarín.


El estudio ha sido financiado por Down Syndrome Affiliates in Action, Down Syndrome Medical

Interest Group-USA, GiGi’s Playhouse, Jerome Lejeune Foundation, LuMind IDSC Foundation, The Matthew Foundation, National Down Syndrome Society, National Task Group on Intellectual Disabilities and Dementia Practices y apoyado por distintas organizaciones: Global Down Syndrome Foundation (E.E.U.U.), DSA (Reino Unido), DSMIG (Reino Unido), DSMIG (E.E.U.U.), DSRF-UK, DSi, DSE international, Trisomie21-France, Down España, National Down Syndrome Congress (NDSC), Down

Madrid, Fundació Catalana Síndrome de Down (España), EDSA, Royal College of Psychiatrists, CoorDown (Italia), Associazione Italiana Persone Down (AIPD; Italia), AFRT (Francia), Fundación Iberoamericana Down 21 (España), FIADOWN (América Latina), Federação Brasileira das Associações de Síndrome de Down (Brasil) y la Asociación Europea de Síndrome de Down (EDSA).


El estudio incluyó datos de una gran encuesta hospitalaria en el Reino Unido (ISARIC-4C). Los datos del cuestionario se recogieron entre abril y octubre de 2020.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo